La verdad sobre el Forex Trading (y por qué la mayoría de la concurrencia pierde)

Trader G0c1bb0bcd 640
0 0
Read Time:10 Minute, 49 Second

El trading en forex ha rebaño mucha popularidad en el mundo hispanohablante durante los últimos primaveras. La publicidad agresiva de muchos brokers lo muestran como la decisión definitiva para conseguir la independencia financiera. Por su parte, los influencers lo presentan en las redes sociales como una guisa de alcanzar un nivel de vida parada en poco tiempo.

Así, miles de ciudadanos españoles y de los países latinoamericanos se lanzan de vanguardia a la actividad pensando que va a ser la decisión a sus problemas financieros o en pesquisa de un trabajo que los haga ricos dedicándole sólo unas horas a la semana.

Pero la verdad termina siendo proporcionadamente distinta. Los datos de los brokers muestran que más del 75% de los particulares que hacen trading pierden mosca. Algunos van más allá y dicen que el 90% de las personas que se inician en esta actividad pierden el 90% de su haber en sus primeros 90 días.

Entonces, ¿significa esto que no hay guisa de percibir en el trading? En ilimitado. Estas estadísticas muestran que la mayoría pierde y normalmente es porque cometen errores básicos. Si tú evitas hacer lo que hace la mayoría, tienes muchas posibilidades de conseguir mejores resultados que ellos.

Sigue aprendiendo peculio, finanzas e inversión

Aprende desde cero para mejorar tus finanzas y tus inversiones, o especialízate en las áreas más demandadas del trabajo financiero: inversión, bolsa, capital, papeleo de activos, banca, investigación de empresas y contabilidad. Todos los cursos en una sola suscripción.

Ahora puedes ver improcedente el primer episodio de cada curso:

Aquí se listan los errores más habituales que se suelen cometer. Haz lo posible por evitarlos y estarás un paso por delante de esa mayoría perdedora

Equivocación de conocimientos y de maña

Hacer trading es una actividad como cualquier otra. Requiere de un período de formación en el que se adquieren los conceptos básicos, otro de maña y otro de perfeccionamiento. Los traders que obtienen beneficios han pasado por esas tres etapas y les ha llevado su tiempo.

Imagínate que tomas tu primera advertencia de conducción hoy. ¿Crees que podrías arribar a ser piloto profesional de automovilismo y ganarte la vida con ello en unas pocas semanas? Pues este es el error más magnate que cometen los traders particulares. Descubren la actividad, leen algún manual o hacen un curso y se creen que a partir de ahí ya todo va a ser percibir mosca. Toman riesgos demasiado elevados para su nivel de conocimientos. O directamente toman malas decisiones porque les desidia experiencia.

Si vas a iniciarte en el trading, acepta que te llevará mucho tiempo dominar la actividad. Fórmate proporcionadamente, prepárate mentalmente de antemano y empieza a proceder con muy poco mosca. Al principio perderás, pero irás ganando experiencia y conocimientos. A medida que pase el tiempo y adquieras experiencia, verás que los resultados llegan y podrás aumentar las cantidades con las que inviertes. No creas nunca que ya lo sabes todo y mantente en un estado de estudios constante. Repasar asiduamente artículos sobre forex y divisas en castellano. Te será de gran ayuda en tu camino.

Expectativas poco realistas

Los traders poco preparados se acercan a los mercados pensando en percibir mucho mosca en poco tiempo o en multiplicar varias veces su haber auténtico. Al ver que sus ganancias no llegan a los límites que se habían traumatizado arriesgan más para optar a mayores beneficios. Antiguamente o luego terminan sufriendo alguna pérdida demasiado elevada que los afecta económica o emocionalmente y dejan la actividad.

De la misma guisa que debes aceptar que te llevará tiempo despuntar a obtener ganancias, debes tener presente que estas supondrán una cantidad pequeña comparada con los montos invertidos. Para conducirse del trading es necesario contar con un haber muy elevado y mucha experiencia. La mayoría de los inversores particulares deberían conformarse con sacarle un rendimiento a sus ahorros que evite la devaluación debida a la inflación.

Perseguir al precio, optimismo y miedo a quedarse fuera

Los traders experimentados buscan activos que han bajado mucho de precio y a los que nadie parece prestar atención. Estos son los que pueden revalorizarse y darles beneficios.

Por contra, los que acaban de despuntar se mueven con lo que dicen y hacen los demás. Si las parte comentan que está subiendo el precio del petróleo por la desavenencia de Ucrania, compran petróleo. Si dicen que el Bitcoin ha hecho máximos históricos, compran Bitcon. Así una y otra vez.

El problema es que cuando estas parte llegan a las masas es porque lo mejor probablemente ya ha pasado. El activo en cuestión suele estar a las puertas de un período de estabilización o de un cambio en la dirección del precio. Los traders poco informados compran y terminan perdiendo mosca.

Para aspirar a ser rentable en esta actividad es importante retener analizar los mercados por ti mismo y no fiarte de lo que digan las masas. El mejor momento para comprar un activo suele ser cuando no lo quiere nadie y el peor es cuando todo el mundo está alegre y no se para de platicar de él.

No aceptar las pérdidas

En el trading, unas veces se deseo y otras se pierde. Es poco intrínseco a la actividad y muchos de los mejores del sector pierden aproximadamente de la centro de las operaciones en las que se meten. La esencia está en que esas pérdidas sean más bajas que las ganancias. Así se obtienen beneficios a dispendioso plazo.

Los traders experimentados no tienen ningún problema en alojar que se han errado y cierran las operaciones perdedoras rápidamente. Así, evitan males mayores y conservan su haber para seguir operando.

En cambio, los que no tienen tanta experiencia, no son capaces de soportar el hecho de haberse errado. Dejan sus posiciones abiertas y mantienen la esperanza de que el precio se girará tarde o temprano y podrán cerrar la operación sin favor perdido. La mayoría de las veces esto les ocasiona una pérdida aún viejo.

Miedo a perder lo rebaño

Los traders poco preparados se ponen nerviosos cuando ven que el precio va a su honra. En vez de rendir la situación y dejar pasar sus ganancias, empiezan a pensar en que el activo podría girarse y eso les haría perder los beneficios virtuales que llevan hasta el momento. En la viejo parte de los casos, cierran sus posiciones con una pequeña lucro cuando podrían favor conseguido otra mucho viejo. Es habitual que ese pequeño beneficio no sea suficiente para cubrir las pérdidas de sus trades negativos.

En el banda opuesto están los traders que saben rendir las operaciones buenas y los días en que las cosas les vienen de cara. Cuando el precio se mueve a su honra, colocan su stop loss en breakeven y dejan que el precio se mueva. En el peor de los casos, su operación se cerrará sin ganancias ni pérdidas. En el mejor, ajustarán el stop varias veces a medida que el precio avance y cerrarán la posición con una lucro elevada que quizás suponga el beneficio de todo el mes.

Lo mismo puede aplicarse a la duración total de las sesiones. Un trader poco informado puede dar el día por terminado luego de tener algunas operaciones en positivo, por miedo a terminar la marcha a cero o en rojo. En cambio, el buen trader prolongará la sesión si ve que su sistema está dando mejores resultados de lo habitual ese día.

No tener un plan (o no contar con la disciplina suficiente para seguirlo)

Antiguamente de sentarte a divulgar operaciones en tu mercado preferido debes tener una organización clara y un plan de argumento. Debes retener exactamente cuáles son tus señales de entrada y salida y donde vas a colocar tu stop loss y tu toma de beneficios. No puedes sentarte delante del ordenador e improvisar, porque los resultados suelen ser desastrosos.

Muchos traders primerizos se esfuerzan en diseñar y estudiar un plan de trading, pero en cuanto se sientan frente a las pantallas, no son capaces de seguirlo. En algunos casos, pierden la paciencia porque no aparece la señal de entrada que esperan, en otros empiezan a saltarse condiciones y no entran o salen cuando deberían. Aunque tengan una organización rentable no consiguen beneficios porque no la aplican correctamente.

Es frecuente que muchos novatos lleguen al mercado deseosos de despuntar a cascar y cerrar operaciones. Cuando pasan un rato sin hacer falta, empiezan a aburrirse y operan ignorando su plan por completo.

Los mejores traders operan un poco como si fueran robots. Saben exactamente cuáles son las señales que buscan e ignoran el resto de escenarios. Si eso supone que no van a hacer falta durante toda la sesión porque las condiciones no son idóneas, no les preocupa en ilimitado.

Hacer un poco de todo en vez de especializarse

En el trading, cada mercado tiene sus propias particularidades y es necesario estudiarlas a fondo. Los traders con experiencia suelen especializarse en una serie de activos específicos y en estrategias muy concretas. En vez de intentar “dispararle a todo lo que se mueve” esperan pacientemente a que se reproduzca una situación específica y la explotan. Con el paso del tiempo, y a medida que se dominan ciertas situaciones, se puede ir añadiendo más activos y más estrategias.

Los traders perdedores suelen hacer exactamente lo opuesto. Tienen miedo a perderse oportunidades y entran en todo lo que pueden. Esto hace que nunca lleguen a percibir conocimientos profundos de ningún mercado ni de ninguna organización, lo que les impide avanzar en su carrera. Al mismo tiempo, al meterse en situaciones que no han estudiado lo suficiente y que no dominan, suelen terminar perdiendo más de lo que ganan.

La tendencia a cambiar de plan y probar cosas distintas suele ser más marcada en los momentos en que se pierde más. Si una organización estaba funcionando proporcionadamente y llegan unas sesiones en las que no se consiguen resultados, los traders impacientes empiezan a introducir cambios que no los llevan a ninguna parte.

No tomar notas para evaluar su rendimiento existente

Transigir un diario detallado con la información de cada uno de tus trades te permitirá analizarlos luego de cada sesión. Así podrás detectar si tu organización no da los resultados esperados o si eres tú quien no está siguiendo el plan. Al mismo tiempo, te permite retener exactamente si vas perdiendo o ganando y por cuanto.

Todos los traders serios llevan un diario que les permite analizar su rendimiento existente y les muestra su progresión a lo dispendioso del tiempo. En cambio, los traders perdedores creen que todo el trabajo se limita el tiempo en que están en el mercado. Estos tienden a sobrevalorar sus resultados y no saben exactamente cuál es el rendimiento de sus estrategias.

Equivocación de control emocional

Para ser un buen trader son imprescindibles dos características: tener excitación de espada y una personalidad resiliente. En muchos casos, te vas a encontrar con que has hecho lo que debías y, aún así, has terminado perdiendo mosca. No significa que hayas hecho falta mal, pero el trading es cosa de estadística. En ocasiones te tocará advenir por rachas perdedoras y no hay forma de evitarlas.

Los traders serios se toman estos períodos con filosofía y siguen delante intentando que no les afecte. Otros, no son capaces de hacerlo y pierden los estribos. Empiezan a ignorar su plan, se enfadan y operan de guisa agresiva intentando “vengarse” del mercado. No es necesario señalar que esto nunca acaba proporcionadamente.

Se honesto contigo mismo y analiza cómo te sientes durante tu sesión. Si tienes las emociones a piropo de piel o si estás empezando a entrar y salir de operaciones sin sentido ni control, es conveniente descansar un poco. Los mercados van a estar ahí mañana, la semana que viene y el próximo mes.

En recapitulación

Como acabas de ver, la mayoría de la concurrencia que se acerca al trading pierde porque cometen errores graves que son fáciles de evitar con la mentalidad adecuada. En muchos casos no se negociación de uno sólo, sino que encadenan varios y esto hace que sus resultados empeoren de guisa exponencial. Ten en cuenta estos consejos y estarás más cerca de convertirte en un trader rentable:

  • Fórmate, practica y ten paciencia. Acepta que los resultados suelen tardar en arribar
  • Ponte unas metas realistas para tu haber y tu nivel de conocimientos
  • No te dejes aguantar por las parte ni las opiniones de los demás a la hora de modificar
  • Acepta que a veces se pierde y cierra tus operaciones perdedoras cuanto antaño
  • Cuando el precio se mueva a tu honra, ajusta el stop loss y deja pasar las ganancias
  • Crea un plan de trading, ejecútalo al pie de la pagaré y no improvises
  • Especialízate en unos pocos activos y estrategias y no introduzcas más en tu plan de trading hasta que no los domines completamente
  • Lleva un diario actualizado con todas tus operaciones y revísalo frecuentemente
  • Si notas que estás empezando a tomarte de guisa personal lo que ocurre en los mercados, tómate un alivio
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply