John Atkinson Hobson – Economipedia

John Atkinson Hobson
0 0
Read Time:3 Minute, 21 Second

John Atkinson Hobson (1858-1940) fue un político y economista britano. Hobson es especialmente conocido por sus trabajos sobre la relación entre imperialismo y crematística.

Curiosamente, tanto Hobson como Lenin abordaron el aberración que suponía el imperialismo y, en consecuencia, además el colonialismo. Ahora proporcionadamente, si Hobson planteaba un enfoque reformista, Lenin pretendía apurar con el capitalismo mediante acciones revolucionarias.

Formación y carrera profesional y política de John Atkinson Hobson

Nacido en la pueblo inglesa de Derby en 1858, John Atkinson Hobson obtuvo su nivel en Pertenencias por la Universidad de Oxford en 1887. Como parte de su carrera docente, impartió clases de letras inglesa y crematística en el ámbito universitario.

Entre sus obras más importantes se encuentra La fisiología de la industria, donde analiza la teoría del subconsumo. Este trabajo serviría luego de inspiración al además economista britano John Maynard Keynes a la hora de estudiar el desempleo.

A través de su obra «El imperialismo», Hobson analizó el impacto financiero del colonialismo y la inversión del supernumerario. Por otra parte, en «El sistema industrial» expuso cómo era la demanda de consumo la que marcaba la producción de la industria.

En cuanto a sus ideas políticas, cerca de señalar que Hobson militó en el Partido Socialista Independiente en 1919.

Hobson, el capitalismo y los trabajadores

Tanto Hobson como Lenin se han mostrado muy críticos con respecto al imperialismo. No obstante, Lenin proponía una revolución de carácter socialista para terminar con el capitalismo. Por el contrario, Hobson, de corte tolerante y más próximo a la socialdemocracia, abogaba por implementar medidas reformistas.

Frente a las proposición de los liberales tradicionales, Hobson plantea que los trabajadores son libres de traicionar su trabajo a los empresarios, dejando claro que el patrón no ostenta el poder de guisa fragmentario.

Más aún, Hobson además era un firme defensor del salario pequeño. Así, Hobson argumentaba que un salario pequeño era fundamental para apuntalar unas condiciones mínimas de subsistencia y dignidad.

La teoría del subconsumo de John Atkinson Hobson

Todavía en relación con los salarios, Hobson afirmaba que unos sueldos excesivamente bajos no permitirán dar respuesta a la ofrecimiento. Esto supone que haya ingentes posibles económicos ahorrados, ociosos, que no fluyen a la crematística y que, luego, provocan una situación de subconsumo.

En otras palabras, las élites económicas están acumulando grandes cantidades de peculio que no utilizan. Este acaparamiento de la riqueza genera una distribución desigual e impide satisfacer las deposición de consumo de los más pobres.

Para dar respuesta a este problema, es necesario dar salida a los posibles económicos ociosos. Todo ello conduce a un expansionismo político y marcial a territorios de ultramar para dar salida a esas ingentes cantidades de haber ahorrado.

En conclusión, Hobson explica el imperialismo señalando que, el estancamiento y el capital excesivo de la metrópolis lleva a los capitalistas a expandirse a nuevos territorios.

Imperialismo y crematística

Es precisamente la pobreza y la desigual distribución de la riqueza generada en la metrópoli lo que impulsa el colonialismo. Por ello, Hobson señala que Gran Bretaña no hubiera experimentado una gran expansión colonial de acontecer distribuido mejor la riqueza entre sus habitantes.

Siquiera hay que olvidar que el comercio de Gran Bretaña con sus colonias no compensó el elevado coste de apoyar un gran imperio colonial. De hecho, a través de estudios estadísticos, Hobson llegó a determinar que el comercio de Gran Bretaña con las colonias era insignificante en comparación con el comercio con los Estados europeos.

Por el contrario, exponía Hobson que, si el poder adquisitivo de los habitantes de la metrópoli aumentaba, no sería necesaria la expansión colonial.

Hobson señalaba que unas élites se hacen con el control de los posibles nacionales y que supeditaban los intereses del país a sus intereses personales. En este sentido, para alinear los intereses del pueblo con los intereses de unos privilegiados, los privilegiados apelaban a sentimientos nacionales.

En esta deriva imperialista de expansión a nuevos territorios, los grupos que concentran la riqueza convencerán a las clases dirigentes a través de una red de intereses comunes.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply