“Hay un punto medio al que los casinos y la industria de los esports tienen que alcanzar, y los reguladores seguirle el ritmo”

"Hay un punto medio al que los casinos y la industria de los esports tienen que llegar, y los reguladores seguirle el ritmo"
0 0
Read Time:11 Minute, 27 Second

Casino Esport Conference (CEC) y el nuevo Esports Innovation Center (EIC) de la Universidad de Stockton de Nueva Elástica han enemigo un punto en global en su enfoque y trabajo para unir los mundos de los casinos tradicionales y los esports. Recientemente han unido sus esfuerzos para exhalar la inauguración de Northeast Summit de CEC/EIC, que se realizará en Atlantic City los días 18 y 19 de octubre de 2022.

El EIC, financiado por el estado de Nueva Elástica, está liderado por el director ejecutor Andrew Weilgus, que todavía es presidente y fundador del Atlantic City FC, un equipo de fútbol y esports de la venda beocio patrocinado por Caesars Entertainment y Tropicana. Además es cofundador de The Live Network.com, que produce eventos para locales de todo el país, desde esports/deportes de inventiva hasta trivialidades y juegos. El centro que dirige ahora es una ordenamiento sin fines de rendimiento 501(c)(3) que fue creada en 2021 por el estado de Nueva Elástica en asociación con la Universidad de Stockton, y su objetivo tiene tres facetas, dice Weilgus a Yogonet en una entrevista en video.

En primer oficio, se centra en el explicación de la mano de obra adentro del sistema de educación superior de Nueva Elástica, para crear un ecosistema y un entorno en el que sus estudiantes, aficionados a los esports, se encuentren con el conjunto de habilidades adecuado que, en última instancia, conduzca a puestos de trabajo tecnológicos aceptablemente remunerados. Con ese objetivo, crea programas específicos para los deportes electrónicos basados en la informática, la hostelería y el turismo, y la escuela de negocios.

Un segundo enfoque es exprimir las características diferenciales de Atlantic City y sus nueve casinos en funcionamiento, y ayudar a forjar una organización para que estos casinos aprovechen la industria de los deportes electrónicos. “Así que, desde el punto de paisaje de los eventos y el turismo, queremos hacer de Atlantic City una parada en el planisferio de los deportes electrónicos. Y para ello, tenemos que construir la infraestructura adecuadamente en todos sus frentes”, explica a Yogonet. “Eso implica trabajar en asociación con los casinos, con la universidad, con la Autoridad de Exposición de Reinversión de Casino (CRDA), con Continent 8, que tiene servidores de entrada velocidad que están posicionados en Atlantic City y que podrían ayudar con esta construcción de infraestructura”.

Y como tercera prioridad, Weilgus señala que el EIC pretende ser un medio comunitario no sólo para las instituciones de educación superior, sino todavía para los niveles K-12 y superiores, y para los grupos que buscan crear un software de esports y necesitan conocimientos y posibles sobre cómo hacerlo.

“Y todavía queremos ser un centro de negocios para que la industria de los deportes electrónicos se relacione con el estado de Nueva Elástica y con estas diversas partes interesadas. Y eso es lo que en realidad nos impulsa al evento CEC. La Conferencia de Esports de Casinos es poco que en realidad aporta un enfoque entre negocios (B2B) sobre cómo la industria de los casinos puede exprimir mejor esta nueva experiencia creciente e inmersiva, que atrae a los jugadores más jóvenes. Y los jugadores más jóvenes suponen un enorme cambio demográfico con respecto a quienes acuden actualmente al casino”, afirma. “Creo que las estadísticas son que el 80% de los ingresos de los casinos in situ se generan a través de las máquinas tragamonedas, y el 80% de los jugadores de tragamonedas tienen más de 65 primaveras. Así que lo que buscamos es ser un puente para explicar las diferentes tecnologías que están monetizando los esports en un entorno de casino.”

Pero el líder de EIC dice que este nuevo plan no es el característico intento de sobrellevar a los más jóvenes al casino para que no apuesten y se vayan: “Estamos tratando de crear tecnologías y trabajar con los reguladores que están involucrados en eso, para poner los esports en un entorno de casino y dar a los usuarios la oportunidad de competir de una forma que nunca sería accesible para ellos en su entorno doméstico, en su casa, incluso en bisectriz, incluso compitiendo contra cualquiera. Y eso significa montajes mucho más grandes y sofisticados, torneos más grandes, premios estructurados”.

Y Weilgus ofrece un ejemplo concreto de cómo podría funcionar esto para ambas partes a través de un enfoque de monetización probado, aprovechando el maniquí del póker, en el que el casino apetito pase lo que pase porque está facilitando el concurso: “Así que puedo retozar contigo al Mario Kart, y el que acabe más hacia lo alto apetito USD 9. Yo apuesto USD 5 y tú USD 5. Y si gano, me llevo USD 9 y el casino se lleva USD 1. Ese es un maniquí probado a lo espacioso del tiempo. Así que poder regular e introducir ese tipo de tecnologías en un entorno de casino es poco que esperamos entregar”.

EIC pretende incluso sobrellevar este enfoque más allá de las innovaciones tecnológicas y formar a jóvenes estudiantes de informática para que aprendan a desarrollar habilidades de codificación y explicación, dándoles comunicación a la tecnología necesaria y a los cursos para ello. Así, donde un estudio de juegos gasta millones de dólares en un título de slot, un estudiante podría unirse a un software en una universidad estatal y mercar las habilidades necesarias para contribuir a ese equipo detrás de ese explicación. “Así que queremos destacar que no estamos interesados en formar a la próxima engendramiento de jugadores de esports para que sean grandes jugadores en su esport particular. Pero sí nos interesa formar a la próxima engendramiento de programadores, modders, ejecutivos de marketing, toda la muchedumbre asociada a esos deportes electrónicos, porque se negociación de un mercado y un ecosistema muy, muy vasto comparado con el escaso mercado de los juegos profesionales”, explica Weilgus. “Si hay sinergias en las que ese es tu mercado objetivo y estás desarrollando un producto directamente para ellos, vamos a ayudar a que eso ocurra. Y vamos a ser un campo de pruebas y un oficio para que esas empresas vengan, introduzcan esa tecnología en un espacio seguro, y luego la regulen y la hagan avanzar en el mercado de los casinos.”

En última instancia, EIC pretende ser un espacio destacado para la tecnología, y Weilgus cita el “buen ejemplo” del Blackfire Innovation Center de la UNLV, en Nevasca, como entidad independiente que crea tecnologías de innovación e iGaming, que expone tecnologías y ofrece un oficio para que esas empresas se reúnan y discutan y promuevan nuevas tecnologías. “En EIC se expondrán este tipo de cosas, pero todavía tenemos previsto construir algunas instalaciones prácticas que permitan a los estudiantes de todo el estado venir y mercar una experiencia actual. Planeamos tener un estudio de transmisión completo en 4K, de modo que, por ejemplo, si una empresa viniera y organizara un torneo en Atlantic City y quisiera traer locutores y hacer entrevistas antiguamente y posteriormente del partido, etc., tendremos la capacidad de conservar ese tipo de cosas”.

Weilgus todavía anticipa que EIC tendrá un mini estadio, que permitirá una instalación de 6v6 y cámaras de entrada definición en todas partes. “Así que se podrán ver algunas de las últimas y más grandes exhibiciones, ya sea la tecnología AR, la tecnología VR, lo que está por venir. Adicionalmente, será un centro de eventos cómodo. Planeamos celebrar muchos eventos educativos, eventos entre empresas (B2B), formas de traer a la muchedumbre de la comunidad de los esports al espacio, exhibir cosas y luego traer a nuestros miembros al espacio, para que todavía exhiban cosas. Y una vez que tengas esa cojín activa de ejecutivos de casinos que están en la zona, a pasos del centro, que pueden venir a una conferencia, echar un vistazo a lo que tienes, si eres una empresa que quiere esa atención, aquí es donde quieres estar”.

En los últimos meses, Esports Entertainment Group (EEG) celebró el primer evento de apuestas de sagacidad en Estados Unidos en colaboración con Hard Rock Atlantic City, y la misma empresa se convirtió todavía en el primer cirujano de apuestas de deportes electrónicos con atrevimiento en Estados Unidos, a través de una atrevimiento de Nueva Elástica. Cuando se le preguntó sobre lo que todavía errata en la ecuación para finalmente unir uno y otro mundos de la industria y hacer que funcione para uno y otro extremos, Weilgus no duda: “Ahora mismo no existe una infraestructura en el mercado de los casinos que facilite lo que estamos discutiendo. No hay una configuración en la que yo pueda ir y nominar cualquier charnela de una pantalla y retozar contigo cara a cara por USD 10 y poner patrimonio. Y yo charnela contra ti y tú contra mí y el casino apetito pase lo que pase”.

Y el director ejecutor de EIC costal a relucir una cuestión crucial tras el flagrante distanciamiento entre los casinos y los esports: “La muchedumbre del sector de los esports tiene que entender al sector de los casinos, y la muchedumbre del sector de los casinos tiene que entender cuál es el mercado objetivo de los esports. Y ahora mismo no es así. La muchedumbre de la industria de los esports dice a los ejecutivos de los casinos: ‘Dadnos espacio y sacaremos vuestras cosas viejas y pondremos las mías’. Y luego miran lo que eso hace a los ingresos de ese casino. Cada una de esas máquinas tragamonedas les hace obtener X dólares por hora, y tú les acabas de proponer que las quiten para poner poco que pueda hacer 1/40 de ese patrimonio. No lo harán. Perderán su trabajo si lo hacen. Y la muchedumbre de los esports dice: ‘Oh, bueno, no vas a avanzar en el futuro’. No, esa no es la porte correcta”.

“Lo que tienes que hacer es preguntarse: ‘¿Cómo podemos exprimir los espacios de los casinos no premium, los espacios que están repartidos por la planta y que no están directamente en el camino o que compiten con estas máquinas tragamonedas o mesas de póker, cómo podemos establecer espacios de esports no premium que se moneticen y que les muestren el camino a seguir?’ Como he mencionado, este maniquí de póker es una forma que creo que es muy positiva, donde la muchedumbre puede obtener una experiencia increíble que no está adecuado para ellos en casa, una competición que sólo está adecuado para ellos en el casino. Así que estás jugando en una red cerrada, no hay problemas de latencia, no estás lidiando con un Internet de mala calidad, todas esas funciones diferentes, y hacer que valga la pena. Y creo que hay un punto medio al que los casinos tienen que alcanzar, y al que la industria de los esports tiene que alcanzar, y que los reguladores tienen que chocar”, señala Weilgus.

Y continúa: “Es de primera que una tecnología salga al mercado, pero si pasa un año y cuesta USD 1.000.000 para que se regule, eso es una barrera importante. Así que Esports Entertainment Group ha sido el conejillo de indias y ha desgastado mucho patrimonio para intentar ser el primero en hacer poco en un estado en el que en realidad no hay mercado para ello todavía. Así que es de esperar que se vean recompensados por ser los primeros en el mercado. Pero creo que todas las partes implicadas deben declarar que no se negociación de asegurar que vamos a ser un gran entorno para los esports y ya está. Hay que construir mucha infraestructura y planificar cuidadosamente cómo los casinos van a interactuar con los esports, y cómo los grupos de esports pueden interactuar con los casinos. Y creo que, por parte de los casinos, tienen que entender su mercado. Tienen que entender la feroz cumplimiento del componente de esports, el hecho de que a esa persona no le importan tus canales de charnela tradicionales, y si quieres ganártelos en las apuestas deportivas u otros verticales, tienes que enterarse quién es ese conocido, y tienes que enterarse cómo susurrar con ese conocido y darle lo que está buscando”.

Y un camino en ese sentido propuesto por Weilgus es el charnela basado en la experiencia. Como la muchedumbre va a los casinos sabiendo que es muy probable que no vaya a obtener, querrá entretenerse. Y eso puede ser en forma de FIFA, Madden, League of Legends o cualquier otra erecto de esports. “Así que cuando das a esa persona una experiencia en el casino que no puede conseguir en ningún otro sitio, incluso si pierde, ya has conseguido poco. Regresarán y querrán repetirlo. Así que eso, combinado con los eventos de esports, y todas esas cosas juntas. Quieres atraer buenos torneos y eventos que vengan al espacio. Pero una infraestructura permanente es en realidad la forma en la que creo se podrán unir”.

En cuanto a la cumbre de octubre, Weilgus anticipa que la CEC/EIC planea contar con mucha muchedumbre del casino y del estado que está centrada en la construcción de este ecosistema de esports: “Esperamos contar con ponentes de la Autoridad de Exposición Financiero de Nueva Elástica, que en realidad han defendido el centro y lo que estamos construyendo aquí. Esperamos contar con muchedumbre de la Universidad de Stockton y de la clase de casinos de Atlantic City. Tropicana, Caesars y Harrah’s son propiedad de Caesars Entertainment, así que son tres de los nueve casinos. Bally’s está muy interesado. Y todavía hay hoteles que no son casinos que se están abriendo paso, como el Showboat, que ha libre el Lucky Snake Arcade, el viejo salón recreativo de la Costa Este”.

Vea la entrevista completa en inglés a Andrew Weilgus en nuestro canal de YouTube.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply