el afirmación un exjugador de apuestas deportivas y de ruleta

el testimonio un exjugador de apuestas deportivas y de ruleta
0 0
Read Time:1 Minute, 54 Second

“La anexión al colección la voy a tener siempre, es una enfermedad crónica que me va a anexar para siempre”, reconoce Eduardo, exjugador de apuestas deportivas y de ruleta. El colección dominó tanto su vida que dejó de asearse o de cambiarse de ropa para salir a la calle. Al principio jugaba “tan pronto como unos euros” hasta que, con el paso de los abriles, “esos se fueron convirtiendo en miles”. “La anexión me atrapó tanto que vivía por y para el colección. Llegó un momento en el que deseaba que mi equipo perdiera con tal de triunfar pasta. Mi vida era una auténtica mentira, me inventaba hasta lo que comía”, expone.

La Asociación Salmantina de Jugadores de Azar Rehabilitados (Asaljar) significó una segunda oportunidad en su vida. “Entrar en Asaljar ha sido hasta ahora la mejor intrepidez que he tomado porque ha regalado un libranza a mi vida de 180 grados. Es mi segunda tribu y no solo es una asociación contra el colección, sino un familia de amigos que se comité para charlar sobre la vida y ayudarse mutuamente”, detalla.

Eduardo reconoce que cuando jugaba se creía “la persona más poderosa del mundo” porque el colección controlaba su vida “las 24 horas del día”. Su anexión le cambió “en todos los sentidos”. “Me quedé textualmente solo, perdí amigos y tribu porque lo único que creía que necesitaba era el colección”, lamenta.

En su última etapa como participante en activo notaba que “poco le pasaba”, pero “no sabía el motivo” hasta que “le pillaron”. Ese fue el momento básico para venir a la asociación Asaljar.. “Fue la oportunidad perfecta para afirmar a los demás que no tenía mínimo de pasta porque todo lo había perdido jugando”, expresa. Cuando consiguió “salir del pozo” se dio cuenta de que “la vida sin colección es posible” si “te dejas ayudar”. “Si uno quiere, se puede rehabilitar y hacer una vida completamente corriente”, manifiesta. “A un mozo aferrado le diría que salga a la calle, ría, llore y que no pierda el tiempo porque es oro”, cuenta. Eduardo desde que está en Asaljar aprovecha su vida “al mayor”. “Suena raro decirlo pero doy gracias a acaecer sido ludópata, porque sino no habría conseguido lo que tengo desde que estoy en Asaljar”, concluye.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply