As funcionar ahora Ethereum, la criptomoneda que se hizo ‘verde’

As
0 0
Read Time:3 Minute, 54 Second

Actualizado Viernes,
23
septiembre
2022

12:34

El paso a una estructura de prueba de participacin recorta el 99,9% del consumo de energa de Ethereum

El Mundo

Hasta el pasado mes de septiembre persistir la criptodivisa Ethereum funcionando supona un pago de energa equivalente al de un pas como Austria. Casi unos 72.000 gigavatios hora al ao se empleaban en ‘perforar’ los diferentes tokens y validar en la esclavitud de bloques los movimientos que hacan sus usuarios.

Hoy, Ethereum es una criptomoneda muy diferente. El 15 de septiembre sus responsables completaron la conocida como “fusin”, una transicin que lleva ocho aos planificada y que ha cambiado el mecanismo que usan los usuarios de Ethereum para asegurar su correcto funcionamiento.

El resultado? El coste energtico para persistir el tesina en marcha -y por consiguiente las emisiones de CO2 asociadas- se ha escaso en un 99,9%. Segn clculos de la consultora Crypto Carbon Ratings Institute, con el nivel de actividad esperado de la divisa, que se usa como salvaguarda de los conocidos como contratos inteligentes y est detrs de la nuevo fiebre de los NFT, tan pronto como consumir 2 gigavatios hora al ao.

Esta ‘fusin’ es un cambio en el maniquí en el que se estructura la divisa. Ethereum empez su vida en 2013 como una criptodivisa basada en un maniquí de prueba de trabajo, como Bitcoin. Para poder suscitar nuevos tokens o registrar una operacin en su esclavitud de bloques pblica, era necesario hacer complejos clculos con un elevado coste computacional.

Este mecanismo de consenso se conoce en el mundo cripto como minado, ya que a la mquina que consigue resolver esos clculos se le retribución con una moneda o token. Es como encontrar una pepita de oro despus de estar todo un da picando piedra.

Este sistema permite no necesitar de una entidad central que valide las diferentes transacciones y, en el caso del mosca digital, certifique que una moneda no se haya viejo anteriormente. Es una forma de que todas las partes de un sistema descentralizado puedan intervenir sin tener que encomendar implcitamente entre s.

Pero cuando Vitalik Buterin cre Ethereum, plante tambin una futura evolucin de este maniquí a uno conocido como prueba de participacin. Este maniquí de consenso no se friso en resolver clculos complejos que requieren tener cientos de ordenadores trabajando a pleno rendimiento durante das resolviendo problemas criptogrficos, sino que los propios usuarios de la red ganan el derecho a validar una determinada transaccin delegando algunas de las monedas o tokens que ya poseen como garanta.

Aunque en un maniquí de prueba de participacin hay todava una prueba computacional, la dificultad de sta vara en pulvínulo a la cantidad de las monedas delegadas y el tiempo por el que se delegan, simplificando enormemente el proceso de minado y reduciendo, por consiguiente, el consumo.

Hay ventajas e inconvenientes para los dos modelos y en los dos casos alguno con malas intenciones puede comprometer la red si consigue tener un papel importante internamente del proceso de consenso. En el caso de un maniquí basado en prueba de trabajo esto significa tener ms del 51% de la capacidad de proceso total de la red. En el caso de un maniquí de prueba de participacin, poseer ms del 51% de los tokens o monedas. Segn Buterin, esta ltima opcin es menos probable que suceda en una criptomoneda, sobre todo una tan extendida y diversa como es Ethereum, as que el brinco al nuevo maniquí tiene sentido y en teora conseguir sujetar tambin el coste y comisiones de las operaciones internamente de la esclavitud de bloques (que en el caso de Ethereum reciben el nombre de gas).

Ahora la duda es si el ejemplo motivar a otras divisas a seguir un camino parecido. Sobre todo a Bitcoin, que correcto a su popularidad y a seguir utilizando un maniquí de prueba de trabajo, genera un pago energtico abismal. A pesar de la cada en cotizacin y uso, consume entre 90 y 145 teravatios hora al ao, equivalente al consumo energtico de un pas como Suecia.

Hay varias iniciativas para tratar de asegurar que parte de ese consumo provenga de fuentes renovables, pero se alcahuetería de un problema que tiene difcil solucin. Es muy poco probable que Bitcoin cambie a un sistema de consenso de prueba de participacin ya que el protocolo se dise desde el principio pensando en un maniquí de prueba de trabajo y algunas de las caractersticas que sus usuarios consideran fundamentales dependen de l. Un cambio tan profundo traera tambin incertidumbre a una moneda que ya ha demostrado ser increblemente voltil incluso cuando todo marcha segn lo planeado.

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply