5 pasos para ejecutar el talento humano

Gestión del talento humano a partir de la cadena de valor de personas
0 0
Read Time:8 Minute, 23 Second

La mandato del talento humano es un sistema basado en personas, un nuevo enfoque en la Delegación de Medios Humanos centrado en el explicación del individuo. Para entregar esta mandato, exponemos 5 pasos para dirigir una empresa a partir de la esclavitud de valía de personas.

Esta metodología permite afrontar efectivamente los cambios tecnológicos, económicos, políticos y sociales, que impactan actualmente a las estructuras productivas. Dichos cambios vienen aparejados con resultados increíbles e incertidumbre, por ello, ejecutar el talento humano, para que tenga la capacidad de desempeñarse de guisa coherente con el entorno del negocio, es fundamental.

¿Qué es la Diligencia del Talento Humano?

La mandato del talento humano es el modo en que la estructura propicia el entorno y las herramientas necesarias para que las personas que la conforman puedan desarrollar sus habilidades y capacidades, expandir sus talentos y desatar sus competencias, orientadas a la perfeccionamiento sistemática y permanente a nivel individual, grupal y organizacional.

Consiste en la definición de procesos para la planificación, estructura y delegación de las actividades que se relacionan con los colaboradores de la empresa, brindando respuesta a los retos y cambios que se presentan en torno a las nuevas estructuras laborales.

Frente a las nuevas tendencias y micción producto de la globalización, los individuos que hacen parte de las empresas deben estar mejor preparados. Las empresas que no atienden a estos cambios suelen desaparecer, por ende, la Delegación del Medio Humano debe crear una compañía con la capacidad de competir en el flagrante entorno cambiante.

Esto se lleva a promontorio a través del explicación de los colaboradores, es aseverar, mediante capacitación, un entorno gremial propicio para la creación, seguridad gremial, comunicación, liderazgo, entre otros aspectos.

5 pasos para la mandato del talento humano

Los 5 pasos para ejecutar el talento humano representan una senda de explicación personal y de agregación de valía a la estructura y la sociedad. Es así como, con colchoneta en las habilidades y capacidades de cada persona se desarrollan sus talentos, a partir de lo cual se apuntalan sus competencias y se convierten en generadoras de conocimiento transformable en valía.

En la futuro figura se expone la esclavitud de valía a partir de personas, una guisa de ejecutar el talento enfocándose en la inteligencia y la racionalidad de las decisiones, la cual dará circunscripción a los 5 pasos para ejecutar el talento humano:

Los 5 pasos para la mandato del talento humano en las organizaciones

Paso 1: Cambio de ejemplo para ejecutar el talento: Buscar que la actividad del ser humano ha cambiado

Las empresas que quieran prosperar tendrán que adaptarse a las irrupciones tecnológicas y sociales, aun si su negocio se zócalo en la manufactura más simple.

El cambio de ejemplo se hace efectivo solo cuando se deja de valorar a las personas como activos tangibles, no desarrollables y fácilmente sustituibles. Esto no es conveniente para ninguna de las partes, porque el empleado se siente poco valorado y la empresa estará presentando un suspensión índice de rotación.

Aunque actualmente muchas empresas contratan personas para actividades no rutinarias o de fuerza, esto no exime a otras organizaciones de la menester de capacitación. Incluso quienes han sido contratados para dichas tareas podrían percibir formación adicional que aporten valía a su labranza. En ese sentido, capacitaciones sobre cómo minimizar los restos de material, son un ejemplo del tipo de formación que incrementaría su desempeño.

El valía clave de las personas varía según la forma en que las empresas ven y tratan a sus colaboradores. Estos son activos con la capacidad de memorizar y de afrontar retos a diferencia de las máquinas. Toda persona puede transformarse en talento humano como se muestra en el primer enlace de la esclavitud de valía.

Paso 2: Identificación de talentos

Los impactos del entorno obligan a las empresas a estar preparadas para enemistar retos, por lo que es necesario ser flexibles y resilientes frente a situaciones que causen imprevisibilidad. Algunas empresas no saben que tienen colaboradores con talentos, los cuales pueden ayudar a pasar los nuevos desafíos del siglo XXI.

Entre los talentos que se pueden encontrar/cultivar en las organizaciones se cuentan, la motivación por la perfeccionamiento continua, la capacidad de respuesta frente a situaciones problémicas, el liderazgo, la creatividad, la tolerancia, la proactividad, visión total del negocio, entre otros.

Estos talentos pueden ser impulsados a través de capacitación para analizar y evaluar la competencia, liderar proyectos, fidelizar y ampliar los clientes, diferenciar la atención, utilizar la información habitable para crear o mejorar los productos y servicios, fijar objetivos, achicar costos, ser más productivos y poner al día a la estructura en tecnologías, no por el hecho de coger tecnologías más avanzadas, sino, por sacar el mayor provecho de las que se tienen en la estructura (Chiavenato, 2009).

Los talentos deben ser optimizados a través del explicación de competencias, como se expone en el segundo enlace de la esclavitud de valía, así podrán utilizar el pensamiento para innovar y crear; con el tiempo tendrán un desempeño superior al habitual.

Paso 3: Progreso de renta humano por medio de la mandato del talento

Las empresas pueden contar con talentos, pero si estos son vistos solo como bienes tangibles, no podrán hacer uso de sus destrezas, competencias y motivaciones. El renta humano es un activo intangible que no puede ser tocado ni sustituido fácilmente.

El explicación del renta humano no consiste en preparar a un individuo para un puesto específico. Se prostitución del explicación de competencias que ayuden a los empleados a enemistar retos, a registrar la menester de realizar cambios sociales y técnicos, y de promover nuevos paradigmas que hagan a un banda conocimientos obsoletos que no dejan cambiar (Werther & Davis, 2008).

De esta guisa, cuando el individuo contribuye a la riqueza de la empresa con su conocimiento y competencias se le candela renta humano. Pero para que esto sea posible, los colaboradores necesitan de un esfera interno que les ayude a crecer. Si la estructura o construcción organizacional no es flexible, integradora, coordina procesos y facilita la comunicación, los talentos no podrán ser efectivamente efectos y productivos. Para desarrollar el renta humano es necesario, contar con talentos y ofrecer un contexto adecuado para que estos se desenvuelvan de guisa efectivo (Chiavenato, 2009).

Paso 4: Convertir el renta humano en renta intelectual

Es necesario alinear el renta humano con la táctica para convertirlo en renta intelectual, con el fin de ocasionar superioridad competitiva y ampliar valía a la empresa. Cuando se ha desarrollado el renta humano de guisa efectiva, el futuro paso se presenta casi que de guisa espontánea gracias a su mandato.

Se consigue clientela, examen, valía de marca, canales de distribución, secretos de fabricación, fórmulas, metodologías y procesos, producto de la influencia que tiene el renta humano en las acciones y el destino de la estructura (Alles, 2008). Entre decano sea el explicación del renta humano, decano es el valía del renta intelectual.

Para convertir el renta humano en renta intelectual, es necesario:

  • Centrar la delegación de los bienes humanos en el funcionamiento del categoría de guisa compartida, sin recargar la mandato en un solo colaborador.
  • Instruirse a permutar información e ideas rápidamente para poder competir.
  • Escuchar y atender las micción de los colaboradores.
  • Entrenar, capacitar y poner al día a los talentos constantemente, para que sean capaces de desempeñar su cargo y resolver problemas.
  • Contar con buenas prácticas para mejorar el desempeño del negocio (Chiavenato, 2009).

Paso 5: Elaborar el renta intelectual en resultados

Aunque una empresa cuente con renta intelectual, es necesario memorizar convertir estos activos intangibles en resultados para el negocio, esto se consigue:

  • Desarrollando competencias individuales para ocasionar renta humano de guisa constante.
  • A través del correcto desempeño de la fuerza de trabajo.
  • Con dedicación y compromiso.
  • Propendiendo por la adaptabilidad y flexibilidad de los colaboradores y del negocio.
  • Civilización de excelencia.

En este sentido, los resultados del negocio dependerán de:

  • Capacitar las fuentes de utilidad para contribuir de guisa efectiva al negocio
  • Los procesos de delegación de los talentos que se creen y utilicen en la estructura.
  • La medición de los posesiones de la capacitación, respecto a reducción de costos, aumento de utilidades, disminución de rotación y el rendimiento de la inversión.

La mandato del talento humano y los 5 pasos expuestos para dirigir una empresa centrándose en la esclavitud de valía de personas, ratifican el valía del conocimiento en la Delegación de los Medios Humanos, ya que si adecuadamente el talento puede desarrollarse en cualquier persona, esto solo se consigue a través de una constante capacitación, políticas empresariales coherentes con la táctica, liderazgo y un esfera gremial propicio para la innovación y la creación.

En extracto

¿Qué es la Diligencia del Talento Humano?

La mandato del talento humano es el modo en que la estructura propicia el entorno y las herramientas necesarias para que las personas que la conforman puedan desarrollar sus habilidades y capacidades, expandir sus talentos y desatar sus competencias, orientadas a la perfeccionamiento sistemática y permanente a nivel individual, grupal y organizacional.

Acertar más

Cuáles son los 5 pasos para la mandato del talento humano

Los 5 pasos para ejecutar el talento humano representan una senda de explicación personal y de agregación de valía a la estructura y la sociedad. Son: (1) Cambio del ejemplo de mandato. (2) Identificación de talentos. (3) Progreso de renta humano por medio de la mandato del talento. (4) Convertir el renta humano en renta intelectual. (5) Elaborar el renta intelectual en resultados.

Acertar más

Referencias

  • Alles, M. (2008). Comportamiento organizacional – Cómo conquistar un cambio cultural a través de Diligencia por competencias. Ediciones Granica.
  • Chiavenato, I. (2009). Diligencia del talento humano. McGraw-Hill Companies, Inc.
  • Chiavenato, I. (2011). Delegación de bienes humanos. El renta humano de las organizaciones. MacGraw-Hill – Novena tirada.
  • Navarro, I. (2005). Renta Humano: Su Definición y Alcances en el Progreso Específico y Regional. Archivos Analíticos de Políticas Educativas, vol. 13 pp. 1-36.
  • Werther, W., & Davis, K. (2008). Delegación de Medios Humanos – El renta humano de las empresas. McGrawHill.

La entrada 5 pasos para ejecutar el talento humano se publicó primero en gestiopolis.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Leave a Reply